viernes, 17 de junio de 2011

caricatura politica hank rhon y felipe calderon por eduardo soto revista el metiche

caricatura politica hank rhon y felipe calderon por eduardo soto revista el metiche

De veras no tienen madre
José Martínez M. / Difunet
difunet@gmail.com
A pues sí, el consentido del profesor Carlos Hank González y el gran amigo de Enrique Peña Nieto, quedó libre. Tan pronto como llegó a su casa seguramente bebió su caballito de tequila con tres penes (león, tigre y perro), ginseng, víbora de cascabel, cuervo de venado, bilis de oso y alacranes. Ahí, en su insultante residencia del hipódromo de Tijuana, festejó con los suyos, su familia y sus pistoleros, por supuesto. Quedó claro que es intocable. Y su fortuna demostró que donde hay dinero hay dinastía. Su detención pasará a la anécdota, sin duda alguna, lo agarraron como al Tigre de Santa Julia, en calzones, pero el junior, el hijo de papi regresó a casa a seguir disfrutando de la vida loca.

Es indudable que Jorge Hank Rhon ha eludido una vez más la justicia. Qué pena, qué vergüenza. El gobierno de Felipe Calderón ha hecho una vez más el ridículo. Y aún peor: sólo falta que Calderón ahora le pida perdón. El gobierno de los panistas no tiene remedio, sólo expuso al ridículo a las fuerzas armadas. Tenía mucha razón Nelson Vargas, de veras, “los políticos no tienen madre” y “si no pueden renuncien”, como dijo Alejandro Martí en la cumbre de seguridad nacional.

Cómo me gustaría tener enfrente a Jorge Hank Rhon para cuestionarlo, para confrontarlo sobre los asesinatos de mis compañeros Héctor Félix Miranda y Francisco Ortiz Franco. No me cabe la menor duda que Jorge Hank Rhon es un asesino con corchete de impunidad. Ése es el poder del dinero y de las verdaderas mafias del añejo sistema político que todavía controlan el país, a lo que suma la ineptitud de los gobiernos panistas, el federal y el estatal de Baja California.
tomado de forum verlo completo

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal