jueves, 25 de agosto de 2011

incendio en casino royale mas luto en mexico caricatura politica soto

incendio en casino royale mas luto en mexico caricatura politica soto

“De las “Ladies” a los terroristas”
Por José Luís Hernández Jiménez

A las decenas de víctimas del atentado de hoy contra casino de Monterrey y a mi amiga Carlota Botey, recién fallecida

Dos episodios de la actualidad de dos de las ciudades más importantes del país, son muestra fehaciente de que los mexicanos (o gran parte de ellos) estamos desamparados. Caso uno: el suceso reciente que se ha dado en llamar “Las Ladies de Polanco”, en el DF, mismo que se puede ver en Internet, por si no lo vieron en horario triple A de tv abierta.
Es aquel en el que dos mujeres jóvenes, de clase media para arriba, pues se trasladan en un vehículo Jeep de lujo, muy trastornadas, agraden física y verbalmente a un policía que nada hace por defenderse ni por remitirlas a la autoridad correspondiente, pese a estar acompañado por varios de sus compañeros.
En tal episodio participan, además de las hoy famosas “Ladies” (damas) y los policías, el mero Jefe de éstos y uno de los principales conductores de noticias del país. La conducta de los cuatro debe ser reprobada.
El comportamiento de ambas “Ladies”, más bien semeja a su antípoda. Es como si se dijera que el “dipuhooligan” (un diputado del PRI al que le da por romper puertas cuando no se hace lo que él dice), y/o el prototipo del macho mexicano (bravucón, borracho, majadero y montonero, entre otras cualidades), son unos “Caballeros”.
Además resultó que aquellas, son miembros de la farándula “artística” y se proclaman influyentes (“¡ni sabes quién es mi cuñado!”, dijo una, “¡ni sabes con quién te estas metiendo!”, exclamó la otra). ¿Y el respeto al prójimo, y la civilidad, educación y buenos modales de esas dos integrantes de la clase acomodada, no que solo los miserables son “de lo pior”, no que ya no hay racismo (“pinche asalariado de mierda”, grito una de ellas), y el respeto a la autoridad?
Lo peor de este suceso es que solo es uno de cientos que se llevan al cabo a diario en el país. Muy lejos han quedado los tiempos, como por la época de nuestros abuelos, en que al más modesto de los policías, todo mundo lo respetaba.
El comportamiento del policía (s) agredido, igual deja mucho que desear. Lo menos que reflejó su actitud, y la de sus compañeros, ante la embestida de “las ladies”, es falta de capacitación; Como que no sabía u olvidó que él es un representante de la autoridad: retrocedió, casi corrió, balbuceaba, no pidió ayuda, las dejó ir. ¿Cuántos policías como él, es decir, que no están capacitados, hay en esta gran ciudad, la de México? Miles. Por cierto, su gobierno, el de la Ciudad, la presenta como “de vanguardia”, cuando lo obvio es que la policía que tenemos es de lo mas atrasada.
López Dóriga (¡Hola Joaquín!), es un buen conductor de noticias. Supongo que por algo lo pusieron al frente de uno de los noticieros de una de las televisoras más importantes del país. Pero el papel que jugó en este episodio, creo, no fue el del periodista objetivo o imparcial. ¿Por qué dio esta noticia con tanto realce? La respuesta no está en el viento sino en una de las exclamaciones de una de “las Ladies”, cuando grita: “¡Y sube el video (dirigiéndose a los camarógrafos de esa televisora) con López Dóriga y con Loret de Mola!”. Y sí, lo subieron.
¿Qué hubiera pasado si el o los mencionados, hubieran sido otros conductores de otros medios o peor tatito, si no hubieran mencionado a nadie? De esos casos se dan decenas a diario en la gran ciudad. Seguramente, la historia de esa televisora lo dice, que el suceso no hubiera sido noticia para don Joaquín.
Don Manuel Mondragón y Kalb es el Jefe de la policía del DF. Tiene atenuantes porque es uno de los impulsores del Tae kwan do, es un hombre ya mayor y que ande trabajando en esto con su grave enfermedad a cuestas, es mas que un mérito; pero que ante el suceso en el que sus muchachitos estuvieron involucrados, nos salga con su capa de torero mayor, pues como que no se vale.
Dijo el Dr. Mondragón que sus muchachitos hicieron lo correcto, que fueron prudentes, que si hubieran agarrado a golpes a “las ladies”, lo hubieran acusado a él de represor; para nada aclaró de la inacción de sus elementos, ante la flagrancia de las chicas; que no es falta de capacitación lo que reflejan sus policías en dicho suceso, porque la capacitación “ya se está dando desde hace cuatro años que es cuando él arribó al cargo”; y que no hay impunidad “porque se va a presentar la denuncia correspondiente”. Me imagino que si el caso hubiera sido grave – un asesinato, robo, violación, secuestro,… - sus polis, lo ven, retroceden y luego presentan la denuncia. Como que la actuación de sus elementos y la justificación del Dr., son medio absurdas.
Por eso digo que las actuaciones de las cuatro partes involucradas, deben ser reprobadas.
En un país con Ciudadanía (es decir, con habitantes responsables y concientes) a mas de uno de ellos en su lugar, hubiera actuado diferente: El Jefe de la policía hubiera castigado o despedido a elementos tan incapaces; El conductor de noticias seria imparcial en sus mensajes; los policías hubieran remitido a las agresoras a la autoridad correspondiente y/o de plano no hubiera damas ni caballeros con comportamiento tan deplorable.
Caso dos: el atentado, este 25 de agosto, contra los ocupantes y usuarios de un casino en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Determinado número de maleantes roció con gasolina la entrada al inmueble y luego dispararon hacia el explosivo, provocando un incendio atroz. ¿Resultado? Decenas de muertos y decenas de heridos, incluidos niños, adultos mayores, mujeres.
¿Quién autorizó la apertura de este (y otros casinos) en el país si se supone que están prohibidos, quién permitió que el inmueble incendiado careciera de salidas de emergencia abiertas, quién es el encargado de la vigilancia en la ciudad que posibilitó que a plena luz del día, 15:30 horas, se registrara tal atentado, quién permitió que el auxilio institucional fuera tan lento que no pudo evita tantos asfixiados, quién asesora al gobernador de Nuevo León quien afirma que “ahora sí” se van a tomar medias para evitar que estas cosas sucedan, quién podrá defendernos de otros posibles atentados?
En ambos casos, guardando las debidas proporciones, hay denominadores comunes, la impunidad, la falta de policías capaces, la carencia de ciudadanía, la inexistencia de funcionarios que funcionen, el desamparo creciente,…
¿O ustedes qué creen mis estimados cuatro o cinco lectores (as)?
Y…tercera llamada, tercera: este domingo 28 de agosto es el Maratón Internacional de la Ciudad de México. Inicia (a las 7 de la mañana) y termina en el zócalo. Como ya pude, el viernes anterior, correr 35 km., sin parar, pues ahí estaré intentando recorrer los 42 km mas 195 metros. Si ustedes, mis estimados y estimadas, se prepararon y van a participar, ahí nos vemos y nos acompañamos. Y si no, pues aunque sea como público espero verlos. ¿Les da flojera ir al zócalo? Entonces la opción es echar porras (sobre todo a los ancianos decrépitos de la cuarta edad, como un servidor), en algún lugar de la Ruta de ida o de vuelta: Avenidas Juárez, Reforma, Revolución, Mixcoac, Insurgentes, Eje Central, Izazaga, 20 de Noviembre, alrededores de las colonias Condesa, Polanco, Anzures y del Bosque de Chapultepec,…uff. Ojala se hayan apuntado, aunque sea para tirar la polilla. Y si sobrevivo…luego les platico. Cambio y fuera.

México D. F. a 25 de agosto del 2011.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal