jueves, 1 de agosto de 2013

memin pinguin en monterrey comics e historietas mexicanas mucahi bassoco


Memín Pinguín en Monterre. Historietas, Comics, Mexicanos
La edición número 114 de Memín Pinguín, personaje creado por Yolanda Vargas Dulché y dibujado magistralmente por Sixto valencia, se desarrolla en Monterrey, capital del estado de Nuevo León.
Memín y sus amigos Ernestillo, Carlangas, Ricardo, y Trifón (este último un amigo de recién ingreso a la pandilla) han sido llamados para reforzar el equipo infantil de Monterrey que se enfrentara a sus similares norteamericanos provenientes de Texas, en un partido de balompié.
Los muchachos se hospedan en la casa de la tía de Trifón Godínez, la simpatiquísima Doña Canuta, quien no obstante que pesa sobre ella una gran pena, no pierde ocasión para liberar su espíritu gentil y vivaracho.
Muchos detalles de los acontecimientos de la época (los temprano sesentas) quedan registrados en la historieta, por ejemplo, el entrenador del equipo es muy parecido a Nacho Trelles, en aquel entonces “El eterno” director técnico de la selección mexicana. También entre los diálogos se comenta que los visitantes extranjeros, provienen del lugar donde asesinaron al presidente, es obvio que se refieren a John F. Kennedy, pero Memín el despistado cree que el muerto es “Gustavito” (Gustavo Díaz Ordaz), aun cuando le interfieren que se trata de otro presidente se la lamenta por el deceso de “Adolfito” (López Mateos).
Los muchachos conocen y prueban por primera vez “Los Burritos”, una de las delicias culinarias norteñas, que se los sirve un atento señor barbón (aquí otra vez el despistado Memín se pregunta si no será Fidel Castro Ruz), pero este es pelirrojo y con la singularidad de que la falta el dedo meñique.
Hay una escena donde Memín menciona que tienen que irse a la casa de su anfitriona doña Canuta, quien vive acongojada por la pérdida de su esposo Cleto. Aaquí el taquero se queda pasmado ante la mención de tales nombres… el mismo padece una especie de amnesia pues no sabe ni siquiera quien es él mismo.
Después de una larga caminata tratando de encontrar la casa de Doña Canuta, finalmente los muchachos arriban en un taxi.
Husmeando en la sala de Canuta, Memín descubre un frasco en el que cree ver un pescadito… es el dedo del ausente Cleto, aquel que según la tía canuta, cuatro años atrás saliera por la tortillas ¡Y seguía sin regresar!...
Ya en el encuentro deportivo, el público entusiasta recibe al equipo local, Memín y sus compañeros miran asombrados a los gigantones…. En las gradas la tía Doña Canuta fuma nerviosísima…
Desde el inicio del encuentro, los norteamericanos imponen su superioridad física poniendo en aprietos a los “rayados”, un incidente desafortunado pone fuera de combate al portero!!! Razón por la cual entra supliéndolo el gordito Trifón.
Sufren los mexicanos evitando a toda costa que su meta sea perforada, ¡Ya no sienten lo duro si no lo tupido!!!, para acabarla de amolar cuando Ricardo está en una posición favorable para tirar a gol, después de vitar una barrida, el árbitro hace sonar su silbato, y grita ¡Faul!...
Chintrolas, que pasará en el siguiente episodio!!!, Vaya pues si el público nos lo reclama ya les platicaremos.
Este número de Memín Pinguín fue publicado el 19 de abril de 1966, por EDAR, acrónimo de Editorial Argumerntos, en el equipo artístico realizador encabezado por Sixto Valencia, también estaban Al Rodi, Vicente Samperio, Abel Avendaño, y Alfonso Ramírez.
Ya saben amigos, pueden solicitar una copia digitalizada de este ejemplar al Museo de la Caricatura y la Historieta “Joaquín Cervantes Bassoco”, misma que llegara a su cuenta de correo electrónico.
Nuestro museo permanece gracias a los donativos de los aficionados y admiradores de la historieta y la caricatura.
Este ejemplar fue donado a nuestro museo por Víctor Echeverría.
Gracias por su atención
mucahi@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal